top of page

El coronavirus y las obsesiones de limpieza.

Sin lugar a dudas la llegada del coronavirus ha cambiado nuestras vidas. No sólo nos ha influido el período de confinamiento por el que hemos tenido que pasar, ha cambiado muchos de nuestros hábitos. Nos hemos tenido que habituar al uso de mascarillas, a mantener distancias de seguridad con las demás personas, así como lavarnos las manos con agua y jabón o con productos específicos para la limpieza de manos. Pero hay algo que está afectando a un número cada vez mayor de personas, el lavado compulsivo de manos. En efecto, la llegada del coronavirus ha obligado a todos a realizar frecuentes y continuos lavados de manos, en cantidades mucho mayores que las que realizábamos antes de la pandemia. El lavado de manos es, sin lugar a dudas, necesario y bueno. Es un acto de higiene que ayuda y protege contra enfermedades, un buen hábito que no debemos dejar de hacer. Sin embargo, el miedo al contagio ha provocado en muchas personas actos compulsivos de limpieza. Rituales que son incapaces de dejar de hacer. Debido a la crisis que ha ocasionado el coronavirus, cada vez hay más personas que no pueden dejar de lavarse las manos, por miedo a un contagio o por tener contacto con alguna zona que esté contaminada con el virus, por ambas a la vez o por diferentes combinaciones posibles. No hay dos casos iguales. Cada persona aprende y sufre de manera particular este problema. Si ya has oído antes hablar de él sabrás que tiene un nombre, Trastorno Obsesivo Compulsivo.

Lo que no sé si también sabes es que tiene cura. Existe un tratamiento eficaz para la inmensa mayoría de los casos. Pero antes, expliquemos un poco en qué consiste este trastorno. El Trastorno Obsesivo Compulsivo no se basa exclusivamente en actos de limpieza. Es mucho más amplio y tiene muchos rostros. En esencia, el trastorno consiste en una obsesión, que no es más que un pensamiento o idea intrusa en la mente de la persona afectada y que no puede controlar. Normalmente la persona lucha contra esta idea, intentándola sacar de su mente. Algo que no consigue hacer. A esta idea, que pueden ser varias y de diferentes tipos, se le conoce como obsesión. En el caso de los problemas relacionados con la limpieza las obsesiones suelen ser de diferentes tipos. En algunos casos consisten en pensar que si tocan algo con sus manos o con alguna otra parte de su cuerpo, se contaminan y corren el riesgo de enfermar. En otras ocasiones sucede de manera similar, sólo que el miedo consiste en contaminar a un familiar o ser querido. En otras, a contribuir en la propagación del virus o de la enfermedad en cuestión, en este caso concreto, el coronavirus. Se pueden tener todas, varias, o de otros tipos que no hemos puesto como ejemplos aquí.



Obsesiones hay muchas, tantas como personas que sufren el trastorno, y no hablaremos de todas ellas, simplemente debemos saber qué son y que existen. En la práctica totalidad de las veces la obsesión va acompañada de una serie de actos, que tienen la intención de evitar el contenido de la obsesión. En este caso, el lavado de manos, si bien también puede ser no tocar determinadas zonas, lugares, personas u objetos. Al acto o conducta que está encaminada a quitar el efecto de la obsesión se le conoce como compulsión. Así, poniendo un ejemplo práctico, la obsesión puede venir por tocar algo que la persona cree que está contaminado, seguido por el ritual compulsivo de lavarse las manos. Muchas personas no pueden dejar de lavarse las manos porque creen que están constantemente contaminadas, porque se contaminan con facilidad o por otras razones que forman parte de la obsesión. Como bien se ha dicho anteriormente, cada caso es particular.


El nivel de intensidad de las obsesiones y de las compulsiones puede variar, pero lo importante es que aprendas a detectar el problema y así puedas ponerle remedio. Me gustaría recordarte que el Trastorno Obsesivo Compulsivo tiene tratamiento, y que se ha mostrado muy eficaz para la inmensa mayoría de los casos. Si sufres este problema y quieres solucionarlo no dudes en contactar conmigo. Juntos podremos luchar contra él y hacer tu vida mucho más fácil y sencilla. No lo dejes pasar. Tiene solución.

286 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page